Detección de Ángulo Muerto

BSD (BLIND SPOT DETECTION)

Objetivo Detección de Ángulo Muerto 

Evitar colisiones cuando el conductor se cambia de carril sin darse cuenta de la existencia de otro vehículo en el ángulo muerto lateral derecho o izquierdo.

Este denominado por cada fabricante de diferente manera como, por ejemplo, Toyota lo denomina Blind Spot Monitor (BSM); Hyundai, Blind-spot Collision Warning (BCW); Volvo, Blind Spot Information System (BLIS) y Mazda, Rear Vehicle Monitoring (RVM)

Funcionamiento Detección de Ángulo Muerto 

En el caso del sistema detención de ángulo muerto los fabricantes utilizan diferentes formas de aviso y colocación de indicadores, pero por lo general esta es su secuencia de funcionamiento. 

Cuando está activado el sistema BSD, en el momento que el sistema prevé que puede haber una colisión, el testigo luminoso que está en el retrovisor se enciende permanentemente al detectar un vehículo dentro del rango de medición que tiene el sistema. Así sería el funcionamiento de un sistema pasivo.

El indicador visual se enciende de manera intermitente en el caso de que el conductor del vehículo indique el cambio de carril accionando el intermitente del lado que corresponda a parte de esto, para avisar al conductor puede emitir otro aviso mediante una señal acústica, una vibración o una combinación de las dos.

Este último caso suele denominarse asistente de cambio de carril (Lane Cross Assistant, LCA) y sería un sistema activo.

Componentes principales Detección de Ángulo Muerto 

  • Interruptor de activar/desactivar el sistema
  • Dos sensores de radar colocados en las aletas traseras del vehículo, detrás del paragolpes o integrados en ellos. Algún fabricante, en vez de estos radares, utiliza los sensores de ultrasonidos dispuestos alrededor de los paragolpes.
  • Unidad de control
  • Indicador de advertencia: visual, sonoro o combinación de ambos.
  • Sistema de freno (en su caso)

Colisiones evitadas 

  • Laterales y alcances traseros por no percibir el conductor la presencia de otro vehículo al cambiar de carril, debido al ángulo muerto de visión.

  • Despistes del conductor en cambios de carril o adelantamientos.

Efectividad 

Con este sistema de detención de ángulo muerto según el centro de Zaragoza se podrían evitar al menos el 3 % de los accidentes con víctimas que sería lo equivalente a 16 muertos y 170 heridos.

Vídeo como equipar un Seat 600 de 1973 con las últimas tecnologías. Una centralita, sensores de detección de objetos metálicos, cámaras para apoyo al aparcamiento, radar de aviso de colisión frontal, etc, todos los avances que pueden reducir en un 50% las víctimas graves o mortales en siniestros de circulación. Ver vídeo

Uso y limitaciones 

Situaciones que disminuyen o limitan el sistema

  • Nieve, lluvia o barro en la zona donde están los radares
  • En el caso de peatones y ciclistas u objetos reducidos puede que el sistema no los identifique correctamente.
  • Puede dar falsos positivos con elementos de la calzada como puede ser el guardarrail

Coste del sistema 

En vehículos de gama media y alta este sistema se ofrece como equipamiento opcional, los precios de este sistema oscilan desde 600 a 2.300 €, también se ofrece normalmente en los conocidos como “paquetes opcionales”

Obligatoriedad 

Este sistema no es obligatorio ni lo será a medio plazo.

© 2020 Todos los derechos reservados