Alerta de Salida y Asistente de Mantenimiento de Carril

Objetivo Alerta de Salida y Asistente de Mantenimiento de Carril

Comprobar de manera constante la posición del vehículo dentro del carril por el que se circula. Este sistema alerta al conductor que ha rebasado o va a rebasar el carril de manera involuntaria, y corrige la trayectoria del vehículo en el caso de que se trate del sistema asistente de mantenimiento.

Funcionamiento Alerta de Salida y Asistente de Mantenimiento de Carril

Cuando el sistema de alerta de salida o el asistente de mantenimiento de carril están conectados, la cámara identifica las marcas de delimitación del carril y establece la posición del vehículo respecto a las líneas de la carretera. El sistema analiza la fuerza de movimiento que el conductor realiza sobre el volante y si el intermitente se ha activado o no, siempre que se circule a una superior a 65-80 km/h.

Analizando todo esto, el sistema comprueba si el vehículo cambia de carril de manera intencionada o involuntaria por parte del conductor.

Los sistemas que no tiene en cuenta la fuerza que el conductor realiza sobre el volante alertan siempre que se invade la línea, interpretando como positivos falsos cambios de carril que pueden llegar incluso, a ser molestos para el conductor por los reiterados avisos acústicos que emitirá el sistema.

El sistema en otros casos, aprovecha el efecto estéreo del equipo de sonido para indicar al conductor en qué lado se ha producido el cambio de carril, haciendo sonar la advertencia por el canal derecho o izquierdo. Aunque también es posible que el sistema emplee un mecanismo visual o táctil. En este caso, avisa mediante una vibración en el volante o asiento del vehículo, simulando así la sensación de que el vehículo está circulando sobre “bandas sonoras”. Este aviso se realiza para que el conductor advierta que el vehículo corre peligro de realizar un abandono de carril y reaccione.

El sistema permite la posibilidad de ser desconectado por el conductor.

Componentes principales Alerta de Salida y Asistente de Mantenimiento de Carril

  • Cámara/unidad electrónica de procesamiento de datos: por lo general, va ensamblada junto con la unidad de control de procesamiento de datos y alojada en la parte superior de la luna parabrisas, al lado del espejo retrovisor interior. Dependiendo del fabricante puede que las instalen integradas en el soporte del mismo retrovisor interior. El software de procesamiento de datos es el elemento más complejo del sistema y permite construir un carril virtual a partir del procesamiento de las imágenes.

  • Botón de activación/desactivación: al arrancar el vehículo, por defecto el sistema está activado, pero el conductor tiene la posibilidad de desactivar el sistema, a través de un botón o mediante un menú.

  • Señal de ángulo y velocidad de giro del volante: permite determinar la trayectoria del vehículo y predecir si el abandono del carril es voluntario o involuntario.

  • Señal de fuerza aplicada en la dirección: se utiliza para determinar la voluntad del conductor en caso de corrección del sistema y anularla.

  • Dirección eléctrica: permite mantener autónomamente el vehículo en el carril, si detecta un abandono involuntario.

  • Control de estabilidad (ESP): es el sistema responsable de informar sobre la velocidad del vehículo y de aplicar el sistema de frenos a las ruedas del lado opuesto a las líneas, en caso de que el asistente de mantenimiento de carril (LKS) sea mediante frenado.

  • Sensor de guiñada, cabeceo y balanceo: permiten determinar los movimientos dinámicos de la carrocería en la carretera respecto a la calzada virtual que determina la unidad de control y establece si el vehículo tiene intención de abandonar el carril. También es utilizado para la calibración dinámica automática que realiza el sistema cuando hay variaciones de altura de la carrocería (por ejemplo, cuando se carga el maletero).

  • Señal de alarma: luminosa, a través de un testigo o mensaje de alerta en el cuadro y acústica.

  • Testigo de conexión: indicador luminoso que informa de la conexión del sistema.

Colisones evitadas

  • Invasiones del carril contrario

  • Salidas de calzada

Efectividad

Según estudio que realizo el TRL en marzo de 2018 para la Comisión Europea, disminuye un 53% los siniestros.

Vídeo como equipar un Seat 600 de 1973 con las últimas tecnologías. Una centralita, sensores de detección de objetos metálicos, cámaras para apoyo al aparcamiento, radar de aviso de colisión frontal, etc, todos los avances que pueden reducir en un 50% las víctimas graves o mortales en siniestros de circulación. Ver vídeo

Uso y limitaciones

Es importante hacer hincapié de que el conductor en todo caso será el responsable del control del vehículo y podrá anular en cualquier momento el movimiento de la dirección (en caso de que se trate del sistema asistente de mantenimiento).

Su eficiencia se ve reducida si las líneas no pueden distinguirse con claridad, como puede ocurrir en días lluviosos o con niebla, o si las marcas están ocultas bajo el lodo la nieve o presentan un mantenimiento deficiente.

En cualquier caso, estos sistemas requieren la presencia de líneas de delimitación de los carriles.

Coste del sistema

El precio del sistema de alerta de salida y asistente de mantenimiento de carril oscila entre 800 y 2000 €. Suele estar incluido en paquetes de ayuda a la conducción.

Obligatoriedad

Actualmente es únicamente es obligatorio en camiones y autobuses que hayan sido matriculados a partir del año 2015. No siendo obligatorio en turismos y furgonetas hasta julio de 2022 para nuevas homologaciones, y de 2024 para nuevas matriculaciones.

© 2020 Todos los derechos reservados