Proteger sin confundir ni distraer

ADAS: proteger sin confundir ni distraer

Conseguir una conducción más segura, eficiente, cómoda, confiable y ecológica. Estos son los objetivos de los llamados ITS (Intelligent Transport Systems), aplicaciones del ámbito de la tecnología de la información y las comunicaciones diseñadas para los vehículos e infraestructuras de transporte. Dentro del concepto de los ITS podemos encontrar los denominados sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), creados para ayudar a que conducir un vehículo sea más fácil, seguro y cómodo: una señal de aviso cuando estamos invadiendo el carril contrario involuntariamente, un sonido cuando tomamos una curva a una velocidad inadecuada, navegadores que nos guían en nuestro recorrido, etc.…

Personas mayores

Pero ¿cómo han de estar diseñados estos sistemas? ¿Es posible que puedan convertirse en una fuente de distracción o que puedan generar confusión en el conductor? Por ejemplo, los conductores de edad avanzada procesan la información con más lentitud y sus sentidos, como la vista y el oído, suelen presentar importantes deficiencias, por ello, podría suceder que si varios sistemas ADAS están operativos al mismo tiempo, tengan dificultades para interpretar correctamente la información. Además, la discapacidad visual y auditiva hace necesario que las letras de los avisos sean más grandes, que la información sea visible, audible y tangible al mismo tiempo y que esté en sintonía con el tiempo de reacción del usuario.

Personalización

Todas estas circunstancias hacen que la personalización sea la solución ideal para que los sistemas ADAS puedan adaptarse a todas las diferentes capacidades. Además, sería también muy importante que estas aplicaciones no solo fueran probadas por conductores jóvenes, sino que también pudieran participar en la parte de diseño de producto las personas mayores.

Requisitos de diseño

Ya que la finalidad de los ADAS es la de velar por una cuestión tan importante como la seguridad vial, ¿tienen todas estas circunstancias alguna traducción en lo que a normativa se refiere?

Aunque actualmente, y tanto a nivel nacional como a nivel internacional, no existen requisitos legales en cuanto al diseño de los ITS/ADAS, sí existen una serie de recomendaciones propuestas por la Comisión Europea:

  • Estos sistemas han de facilitar la conducción y no deben dar lugar a comportamientos potencialmente peligrosos por parte del conductor u otros usuarios de la vía. La información y, sobre todo, el modo en el que la ofrezca el sistema no ha de suponer un riesgo añadido.

  • El grado de atención del conductor mientras interactúa con las pantallas y los controles del sistema han de seguir siendo compatibles con la demanda de atención que precisa la conducción.

  • El sistema no debe distraer ni entretener visualmente al conductor.

  • Las interfaces de estos sistemas están destinados para ser utilizados mientras el vehículo está en movimiento, por lo que han de ser consistentes y compatibles con este hecho.

Cuando el sistema interviene

Dentro de los ADAS existen tres grandes grupos: los sistemas que informan al conductor, los sistemas que advierten y los sistemas que, directamente, intervienen. Sobre este último grupo, CEPE (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa) también hace una serie de recomendaciones en relación a cuatro elementos:

  • El elemento de control: este requisito hace referencia a que, aunque el sistema intervenga de forma autónoma en caso de choque inevitable, el conductor también pueda ignorar el sistema intencionadamente.

  • La operación: se refiere a que, si bien el sistema está habilitado por defecto, el conductor también debe poder apagarlo de forma permanente.

  • La comunicación por medio de la pantalla: la clave en este punto está en que el sistema debe mostrar claramente a los conductores si está habilitado o no, y cuándo deben asumir el control total del vehículo.

  • Por último, el sistema debe incluir elementos adicionales de información y de comunicación que recuerden al conductor que debe estar completamente alerta en todo momento.

Por encima de todo ello, una premisa básica a la hora de validar el diseño de estos sistema:  los conductores mayores han de convertirse en el estándar: si ellos pueden utilizarlos de una forma seguro, el resto de conductores también debería poder hacerlo.  

INFORMACIÓN EXTRAÍDA DE: Intelligent transport and advanced driver assistance systems (ITS and ADAS). SWOV Fact sheet, April 2019. The Hague. The Netherlands

© 2021 Todos los derechos reservados