Volvo sigue desarrollando tecnologías ADAS

Sistemas ADAS Volvo

La seguridad es un valor fundamental para Volvo desde su fundación en 1927 y, desde entonces, siempre ha estado en la vanguardia y liderando este campo. Algunas de sus innovaciones en materia de seguridad han cambiado el mundo del automóvil y sigue desarrollando tecnologías ADAS de última generación para facilitar la conducción y combatir la siniestralidad.

Entre sus hitos en esta materia, destaca el City Safety, una tecnología diseñada para prevenir colisiones. Se trata de un sistema de frenado automático, que fue una novedad mundial montada de serie en vehículos Volvo para conducir de forma más segura. Tiene como finalidad ayudar a un conductor que se ha distraído y que se enfrenta a una situación crítica antes de que se produzca una colisión ante ciclistas, peatones, animales grandes y otros vehículos. Si el City Safety detecta riesgo de una colisión inminente, los frenos se precargan para responder con mayor rapidez.

Pilot Assist es una función de confort que ayuda a mantener el automóvil dentro de su propio carril y una distancia adecuada respecto al vehículo que circula por delante. Este sistema permite una trayectoria uniforme sobre la calzada mediante la comprobación de las líneas laterales del carril. Además ayuda a mantener la velocidad preseleccionada o la distancia respecto al vehículo situado por delante mediante aceleración y frenado. 

Slippery Road Alert detecta si el asfalto desliza, por ejemplo por placas de hielo, o por la presencia de algún líquido derramado, minimizando riesgos, y activando los correspondientes controles de tracción y estabilidad, y los más importante avisa a otros coches de estas situaciones de riesgo para la conducción. Ofrece además información en tiempo real sobre el estado de la carretera para compartir con otros vehículos cercanos. Cuando se detectan condiciones adversas, los coches equipados con Slippery Road Alert reciben una alerta.

La función BLIS, Blind Spot Information, está pensada para ayudar al conductor a detectar vehículos situados en sentido oblicuo en la parte posterior y a un lado del propio automóvil, y así facilitar la labor del conductor en situaciones de tráfico denso en vías con varios carriles en la misma dirección. Si el conductor no reacciona a las advertencias y el coche invade otro carril, un sistema de asistencia la dirección hará regresar el coche a su carril.

Otros ejemplos son el sistema de Atenuación de salidas de la calzada (LKA), de serie en el Volvo XC60 Recharge Híbrido Enchufable, reduce la probabilidad de que el vehículo se salga de la calzada ya que es una de las principales situaciones con consecuencias fatales en carretera. Y el Adaptador de Velocidad en Curvas que modula la velocidad del coche a la hora de tomar una curva de cara a aumentar la eficacia y, por tanto, la seguridad.

sistemas adas volvo2

Jorge Muñoz. Director de Comunicación de VOLVO

© 2021 Todos los derechos reservados