• Ponte al día
  • En el año 2020 entran en vigor las 19 medidas de seguridad para vehículos de la Comisión Europea

En el año 2020 entran en vigor las 19 medidas de seguridad para vehículos de la Comisión Europea

19 medidas de seguridad para el año 2020

Las últimas medidas obligatorias que se promovieron desde la Unión Europea, entre ellas la incorporación obligatoria de algunos sistemas de ayuda a la conducción (ADAS), contribuyeron a salvar la vida de 50.000 personas al año, según los datos aportados por la Comisión. Esta importante reducción de las víctimas mortales y la constatación de que los beneficios totales de los ADAS solo se conseguirán cuando estos sistemas de seguridad estén disponibles en la totalidad de vehículos han hecho que la Comisión Europea haya decidido seguir avanzando en esta línea.

Las propuestas que se incluyen en el informe elaborado por la Comisión son medidas de seguridad ‘viables y rentables’ y están encaminadas a reducir el número de accidentes de tráfico y sus consecuencias. En ellas, la Comisión plantea que la legislación existente tenga en cuenta los cambios en los comportamientos sociales y las nuevas distracciones al volante, como por ejemplo el uso de los aparatos electrónicos, y también incorpore los avances tecnológicos, En este sentido, una de las grandes decisiones que la Comisión ha tomado es que los equipamientos avanzados de seguridad sean obligatorios en todos los vehículos de carretera vendidos en el mercado europeo.

El asistente de velocidad inteligente (ISA) o el frenado automático de emergencia con obstáculos en movimiento son dos de los sistemas que deberían ser obligatorios en septiembre de 2020, según el informe que ha elaborado la Comisión Europea. En él se recogen un total de 19 medidas específicas de seguridad avanzadas que podrían adaptarse a los vehículos en el futuro clasificadas en cuatro ámbitos principales de actuación:

  • Las medidas de seguridad activa están destinadas a evitar accidentes. Entre ellas se encuentra la incorporación obligatoria a partir del año 2020 del frenado automático de emergencia, adaptación inteligente de la velocidad, sistema de mantenimiento de carril y detección de la somnolencia y distracción del conductor.

  • Las medidas de seguridad pasiva tienen el objetivo de reducir las consecuencias en caso de siniestro de tráfico: indicación de frenado de emergencia (luces intermitentes de emergencia), recordatorio del cinturón de seguridad, pruebas de impacto frontal, pruebas de impacto lateral, prueba de impacto trasero, normalización de la interfaz del dispositivo de bloqueo de encendido en caso de consumo de alcohol, sistema de registro de datos en caso de colisión y control de la presión de los neumáticos.

  • Entre las medidas específicas para garantizar la seguridad de camiones y autobuses encontramos: diseño frontal y visión directa, protección trasera contra el empotramiento para los camiones y remolques (parachoques trasero) y protecciones laterales y seguridad contra incendios para los autobuses.

  • Introducción de sistemas de seguridad para proteger a peatones y ciclistas: sistemas de detección de peatones y ciclistas (vinculados a los sistemas automáticos de frenado de emergencia), protección contra impacto en la cabeza en las estructuras laterales del parabrisas y en el parabrisas delantero, y sistemas de detección de peatones situados detrás del vehículo cuando se acciona la marcha atrás.

La incorporación de toda esta batería de medidas de seguridad avanzadas para los vehículos podría reducir en gran medida las muertes en las carreteras, ya que el fallo humano está detrás del 95% de los accidentes de tráfico. El exceso de velocidad, las distracciones o el hecho de conducir bajo los efectos del alcohol se encuentran entre los factores que contribuyen a este error humano.

Aunque la mayoría de los fabricantes de vehículos ya incluyen tecnologías de seguridad avanzadas que van más allá de los requisitos obligatorios establecidos en las normas de seguridad existentes, el informe quiere acabar con la segmentación desigual que existe hoy en día. Las medidas adoptadas quieren armonizar los niveles de protección de seguridad de los vehículos en toda la UE y evitar que un mismo fabricante pueda vender el mismo modelo de coche con diferentes niveles de seguridad según el país

La incorporación de las medidas de seguridad que figuran en el informe será paulatina. Se realizará una evaluación de impacto de cada una de ellas en la que se analizará el coste/beneficio que incluirá una consulta pública así como un debate de las diferentes partes interesadas. Según los resultados obtenidos, se irá avanzando en su puesta en marcha.

© 2020 Todos los derechos reservados