• Ponte al día
  • La incorporación del ISA de serie, un salto en la reducción de los siniestros de circulación

La incorporación del ISA de serie, un salto en la reducción de los siniestros de circulación

Asistente de Velocidad Inteligente

Ya es una realidad. El Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) estará incluido de serie en los modelos que se homologuen a partir de mayo de 2022 y se encargará de regular automáticamente la velocidad del coche.

El Parlamento Europeo, con el objetivo de evitar muertes en la carretera, ha ratificado la directiva que obliga a instalar en los vehículos, entre otros sistemas tecnológicos de ayuda a la conducción,  el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA). Este limitador inteligente de velocidad a través del uso de un GPS, dotado de una cámara que lee las señales viales, advierte al conductor cuando el vehículo supera los límites legales.

El motivo del interés por incorporar de serie este sistema está claro. La velocidad es uno de las causas más frecuentes de los siniestros de tráfico. En el año 2017, último año con datos consolidados, según la DGT 345 personas fallecieron en las carreteras en siniestros en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes. El ISA reduciría nada menos que el 20% de las víctimas mortales en España. Si todos los vehículos tuvieran este sistema equipado, cada año se podrían salvar 400 personas tal y como ha asegurado recientemente Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, en la jornada “Hacia la seguridad de serie en todos los vehículos”.

Pero ¿cómo funciona realmente el ISA? El sistema está conectado al GPS (por lo que conoce el límite de velocidad de la vía por la que se circula) y se puede combinar con una cámara,  capaz de leer las señales de tráfico.

El límite de velocidad viene determinado por un software que analiza las imágenes de la cámara y reconoce las señales de velocidad. El sistema advierte al conductor cuando éste supera los límites de velocidad establecidos y puede incluso mostrar la velocidad máxima en la pantalla. Pero el conductor todavía tiene mucho que decir. El sistema puede o no emitir un aviso cuando el límite de velocidad se supera y, además, los sistemas actuales son voluntarios, es decir, pueden apagarse.

Varios modelos de vehículos ya incluyen este sistema, pero los expertos abogan por su instalación de serie en todas las categorías. Si se utilizan de forma responsable, estos sistemas pueden contribuir a una conducción segura ya que ayudan a los conductores a controlar la velocidad. Según algunos estudios, además de suponer un importante cambio en la forma de circular por la carretera, la incorporación del ISA en serie podría salvar hasta 25.000 vidas sólo en la Unión Europea entre 2022 y 2037.

Te enseñamos cómo funciona el ISA en este vídeo del Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC, por sus siglas en inglés):

© 2020 Todos los derechos reservados